Publicidad

¿Sabemos donde nos metemos especulando?

A nadie se le ocurriría juntarse con 10 amigos y retar al Real Madrid o al Barcelona a un partido donde nos jugáramos nuestros ahorros. Tampoco se nos ocurriría, si nuestros amigos son un poco troncos, jugárnoslo al tenis con Nadal, ni tan siquiera con la jugadora 200 de la WTA.

Sin embargo, por alguna extraña razón, cuando de dinero se trata, nos creemos los reyes del mambo, los más listos del mundo, capaces de arrancar el dinero a los Goldman, Citigroup, Santander, hedges varios, etc…

Parece que no somos conscientes de que detras del clic del ratón, quienes nos dan la contrapartida en la inmensa mayoría de las ocasiones, son profesionales que han pasado años estudiando una carrera, relacionada con la bolsa o no, han pasado años aprendiendo a operar y que operan en muchos casos con dinero ajeno, sin la presión de perder su propio dinero. No voy a decir que no tengan presión, sus errores les pueden llevar a perder el trabajo, perder bonus, etc, pero creo que la presión es mayor cuando uno se juega su dinero que cuando lo hace con el ajeno, al margen de que, seguramente, se mantengan más objetivos.

Alguno dirá, bueno, me he preparado, he leído dos libros de análisis técnico y leo El Economista para estar al día. Pues vale, ¿operarías a alguien del corazón habiendo leído un libro de anatomía y otro de cirugía?… pues eso mismo con el dinero.

¿Quiero decir con todo esto que no se pueda especular por cuenta propia?. Pues no, solo resaltar que hace falta mucha preparación, horas de estudio, una mentalidad apropiada y una cantidad de dinero apreciable para poder sacar algo de los mercados. O eso, o lo dejamos en manos de profesionales, cosa que en España es bastante difícil, pues la inmensa mayoría parece que gestionen más para la entidad matriz que para los clientes, pero eso es otro tema…

Publicidad

5 responses to “¿Sabemos donde nos metemos especulando?

  1. Apreciado Broker,

    Es cierto que la temeridad no entiende de razones consensuadas, que las oportunidades no suelen tener garantías, y que muchas veces nos embarcamos en aventuras solo para conseguir sensaciones.

    Por fortuna nuestra mala practica en el mercado solo nos va a costar dinero y frustración pero puede darnos otras compensaciones válidas.

    Nadie retaría a Nadal a un partido de tenis, ni a Fisher a un torneo de ajedrez, ¿pero quien dice que con la preparación adecuada no podríamos vencer a Nadal al ajedrez y a Fisher al tenis?.

    Una alegría leerte…

  2. Hola Broker!!! Enhorabuena, de nuevo, por el blog que desde hoy va a ser una de mis lecturas fijas diarias.

    Lo que comentas de con quien nos la jugamos los aficionados cuando operamos en bolsa me ha recordado a uno de las historias que se cuentan en Liar’s Poker donde se relata cómo los traders institucionales utilizan su superior proceso de toma de decisiones (utilizando razonamientos propios de la teoría de juegos) y, sobre todo, su potencia de fuego para crear desbandadas o euforias entre los pequeños y conseguir sus objetivos.

    Según otros autores, como Peter Lynch y Joel Greenblatt, cuando se trata de inversión es otra historia y los aficionados tienen ciertas ventajas sobre los profesionales, ya que los inversores institucionales están más limitados por la regulación, política del fondo, comportamiento de manada, timing de los flujos de entrada y salida de dinero a los fondos, tamaño, modas, riesgo de carrera (es menos arriesgado fallar convencionalmente que acertar de una forma no convencional), etc.

    En fin, mucha suerte y espero que el éxito del blog esté a la altura de la calidad de sus contenidos, que es mucha.

    Un abrazo.

  3. Voy a tener que actualizar mi lista de difuntos maestros del ajedrez…de todas formas siempre podrás decir que le has ganao por incomparecencia… :-(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *