Publicidad

Análisis semanal del Dax. Bajista hasta nueva orden.

A los que me sigan desde hace tiempo, les sonarán los gráficos de arriba del Dax con un RSI 30. Dado que no nos dejan otra opción en Europa para especular, sobre todo a los que operamos con opciones, últimamente estoy operando con el Dax. Esperemos que el disparate de la prohibición de cortos en el Ibex y Eurostoxx termine pronto. Como comenté en su día, el único efecto que tendría esa medida iba a ser una bajada de la liquidez que haría que las bajadas futuras fueran más fuertes al no haber cortos que cerrarse. Lo hemos podido comprobar en las bajadas que ha habido desde que se tomó esa medida y en la volatilidad en intradía, con movimientos de más del 5% entre máximos y mínimos en muchas sesiones.


Pero volviendo sobre gráfico, recordaréis cómo comentaba que en el Dax el RSI 30 marcaba muy bien los ciclos alcistas y bajistas. Como se puede ver en el gráfico de izquierda, la caída le ha llevado a niveles inferiores a 50 marcando que hemos entrado en una tendencia bajista. La caída ha sido muy abrupta y serán normales los rebotes fuertes al igual que ocurrió en el 2008, pero en teoría debería ser sólo rebotes de sobreventa previos a más caídas. En el gráfico de la derecha podéis comprobar cómo en ciclos anteriores ha marcado muy bien los mercados alcistas y bajistas.

Aunque no esté dibujado en el gráfico, se ve muy bien la divergencia bajista que marcó el RSI en los máximos y como ésta se resolvió a la baja. También se ve muy bien como las medias exponenciales de 20 y de 50 sesiones deberían ser ahora resistencias móviles que nos marquen el lugar donde puedan acabarse los rebotes.

Desde el arranque de la caída el Dax ha caído más de un 35% y se ha ido a la zona de los 5000 puntos que de momento ha actuado de soporte. Esa zona entre los 5000 y los 5200 puntos es una zona de soporte importante ya que coincide el número redondo y la línea clavicular del hombro cabeza hombro que se dibujó entre los años 2008 y 2009 y que provocó el giro de mercado. Perder esa zona haría muy probable la vuelta a los 4500 puntos, mínimos de julio de 2009 y zona por la que pasa la directriz alcista que se puede trazar con los mínimos de 2003 y de 2009. De alcanzarse ese nivel es muy probable que haya un fuerte rebote, aunque a pesar de que podamos ver rebotes incluso superiores al 20% la tendencia de momento seguiría siendo bajista.

Las resistencias en gráficos semanales las podríamos situar en los 5675, 5800, 6000-6070 (por donde pasa la media de 200) y los 6300-6400 puntos, que dudo se vuelva a superar en muchos meses. Niveles entre los 5800 y los 6100 puntos son una invitación a posiciones cortas con un perfil de riesgo bajo. Los niveles de soporte estaría en los 4950-5000 puntos y los 4450-4500. Romper el nivel de los 4500 puntos en cierres semanales sería abrir las puertas a una vuelta a los mínimos de 2009 e incluso a niveles inferiores.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *