Publicidad

El truco del Candy Crash y el truco de la economía.

candycrushHace poco “descubrí” accidentalmente un truco del adictivo juego del Candy Crash. Entrecomillo lo de descubrir porque mirando posteriormente por internet vi que llevaba tiempo descubierto, vamos, que había descubierto las sopas de ajo.

El caso es que a mi padre no le iba internet en el móvil y a mi cuñado le pareció una buena idea probar a ver si su tarjeta funcionaba en mi móvil que está libre y tenemos ambos el mismo operador, así que cambiamos las tarjetas tras quitar la batería y comprobamos que no funcionaba porque tenía activado el cambio de sim.

Tras poner mi tarjeta de nuevo compruebo dos cosas, que tampoco reconoce mi tarjeta y que en el Candy Crash me faltan 1.282.573 minutos para que me de la próxima vida.

Para los que descozcan el juego, éste te da 5 vidas que se van reponiendo a un ritmo de una cada 30 minutos a medida que las vas perdiendo, de forma que al ver los minutos para la próxima vida caí en la cuenta de que al haberse restablecido la fecha de fábrica en el calendario del reloj, éste marcaba esa minutada para la próxima vida.

Atando cabos, si atrasando el reloj aumenta el tiempo, ¿adelantándolo lo acortaré?… y ¡EUREKA!, ya tengo vidas infinitas moviendo el calendario un día cuando se me acaben (o el reloj unas horas) adelante.

Rápidamente me vino a la cabeza una analogía con la economía de los últimos años y sobre todo con la supuesta solución a la crisis que se ha buscado, la deuda (para ser más concretos, más deuda aún de la que ya había).

Al final, como en el truco del Candy Crash, estamos adelantando dinero futuro (en vez de tiempo) para intentar aumentar el crecimiento del presente, pero con la diferencia de que en la economía la deuda hay que devolverla y no nos vale el volver atrás en el tiempo para saldarla.

Se está confiando todo a que el crecimiento que consigamos adelantando dinero del futuro conseguirá pagar el crédito más sus intereses mientras las cifras son tozudas mostrando lo contrario.

Hace poco leía en uno de los boletines del LEAP 2020 que Estados Unidos había impreso más de un billón de dólares anuales en los últimos tres años para conseguir en torno a 200.000 millones de aumento del PIB (hablo de memoria, pero por ahí iban las cifras más o menos), ¿cuánto bajaría el PIB si se retiraran los billones impresos en estímulos? (yo apostaría a que más de lo que se ha conseguido inyectándolos, pero es solo mi opinión).

Si el problema que generó la crisis fue un exceso de deuda y ahora hay más deuda que antes del inicio de la crisis, ¿no tendremos de nuevo el germen plantado para una crisis de mayores proporciones?. ¿Qué pasaría ahora que las deudas de los estados se han disparado a niveles muy superiores a los del 2007 si hubiera algún catalizador que hiciera que los tipos aumentaran?

Muchas preguntas con respuestas inquietantes de cara al futuro, quizás por eso los mercados siguen a su bola ignorándolo todo. Mientras suene la música todos seguirán bailando, el día que deje de sonar faltarán sillas (como de costumbre) y entonces volverán los problemas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *