Publicidad

Estados Unidos se garantiza una rebaja de rating.

deudaPor fin parió la burra y parece que demócratas y republicanos llegan a un pacto para elevar el techo de gasto en un acuerdo que deberá votarse hoy lunes y que tiene todos los visos de alcanzar la mayoría suficiente  como para salir adelante.

Leo de Reuters los términos y las grandes cifras son de 2,4 billones de recorte de gastos para los próximos 10 años en dos fases, una de unos 900.000 millones inmediata (cuando se apruebe supuestamente hoy) y otra de 1,5 para finales de año, pero mi sorpresa es que esos recortes se harán progresivamente empezando por el siguiente año fiscal con… 6000 millones de dólares. ¿Nos toman el pelo?, si a las agencias de rating les quedara algo de verguenza (cosa harto dudosa) la rebaja del rating USA se debería producir el mismo día que se apruebe este bodrio que nos quieren colar.

Dicen que los recortes se harán de forma progresiva a medida que la economía se vaya recuperando dejando los mayores recortes para el final, cuando se supone ya esté recuperada. ¿Pero aún no se han enterado de que ni con billones de dólares han conseguido que la economía suba y va a subir recortando gastos?, porque, ¿cual habría sido el crecimiento de Estados Unidos sin las ingentes inyecciones de liquidez que han llevado a cabo?, pues seguramente mucho menos del ya de por sí bajo crecimiento que tienen.

Por otra parte, con un presupuesto que ronda los 3,8 billones de dólares y un déficit de 1,5-1,6 billones, ¿es serio plantear una reducción del déficit de una media de 240.000 millones, más aún cuando se empiezan por 6000 el primer año?.

Si una medida como ésta la hubiera anunciado Grecia, Portugal, España o Irlanda habría amanecido con caídas duras y con todos los organismos internacionales diciendo que no es suficiente. Pues con Estados Unidos lo mismo, ya está bien de decirle a los demás que se aprieten el cinturón mientras se comen el ahorro mundial para seguir despilfarrando lo que no tienen.

De esta se sale apretándose el cinturón y reduciendo el endeudamiento aunque sea a costa de que la economía no suba durante años. Todo lo que sea intentar salir de un problema de deuda con más deuda será como intentar desenganchar a un heroinómano dándole más heroína. Y no, no me he pasado con el ejemplo, Estados Unidos lleva muchos años siendo adicto a la deuda y en algún momento tendrá que desengancharse.

Publicidad

3 responses to “Estados Unidos se garantiza una rebaja de rating.

  1. Javier, estoy totalmente de acuerdo contigo…ademas de una exposicion muy clara, concisa y totalmente realista….autentica verdad…pero bueno, quien le pone el cascabel al gato ???
    un abrazo

  2. Buenas noches, Javier. Efectivamente, es una tomadura de pelo, pero no sólo las agencias de rating, sino determinados afamados analistas económicos, cuyos análisis de la situación económica antes, durante y después del estallido de la burbuja de crédito e hipotecas basura ha sido, sencillamente, vergonzosa. Primero, negando allá por 2006 que pudiese existir burbuja alguna en formación y poniendose una venda en los ojos ante el hiperenduadamiento escandaloso del sector privado y sus consecuencias futuras; después, cuando estalla la crisis de las subprime en verano del 2007, no concediendo la importancia debida de un hecho gravísimo consecuencia de lo expuesto anteriormente; posteriormente, cuando se produce el contagio sistémico y el miedo en aquellos países que abusaron hasta no poder más de la enorme liquidez circulante en aquellos años de dinero gratis y endeudamiento desenfrenado, se dedicaron a quitarle importancia y a proclamar, quedándose tan anchos, que estábamos ante una pequeña desacelaración económica en general y del sector residencial en particular. Cuando estalla la crisis derivada de la quiebra de Lehman Brothers y las bolsas de gran parte del mundo, especialmente el desarrollado, se hunden, los gobiernos se afanan en salvar una crisis sistémica en base a transferir dinero al moribundo sector bancario y parte del no bancario para que no se produzca un hundimiento en cadena en el mundo por la interdepencias producida por la globalización. Perfecto. El problema surge cuando un loco iluminado traumatizado por la historia de dolor que supuso para EEUU la Gran Depresión decide ser deshonesto una vez más y en vez de reconocer las deficiencias estructurales de un país que deslocalizó el sector industrial por completo, obsesionado por reducir y reducir los costes de fabricación, decidió -los dirigentes del país- basar su crecimiento, casi exclusivamente, a expensas del endeudamiento enloquecido y masivo de un país que fue facilitado por unas políticas monetarias laxas y absolutamente irresponsables. Un país que tiene muchas patentes pero que fabrica fuera del mismo y que se basa en más de 70% en el sector servicios; o sea, en gastar y en consumir. En vez de purgar los excesos del pasado con humildad y rediciendo el tren de vida y corregir dichas deficiencias y desequilibrios, se dedican por mor del talibán Helicopter, dirigente máximo del Banco Central más importante e influyente del planeta, a decidir que se va a realizar una huida hacia delante consistente en dar más morfina al muerto emitiendo billetes, monetizando deuda, pretendiendo convertir una crisis sistémica en toda regla en una crisis cíclica más que se podría solucionar emitiendo billentes sin respaldo productivo real y desajustando aún más, el precio del dinero. Más gasolina al fuego, como definí hace un par de años en un antiguo blog en el que escribíamos ambos y ante el descrédito y la risotada generalizada de los mismos iluminados y talibanes siemprealcistas que en 2006 ya negaban que hubiese burbuja alguna en ciernes. Cuando advertí que Usa por no querer ajustar honestamente los excesos del pasado vía desapalncamiento y ajuste severo de unas condiciones de vida basadas en el despilfarro demasiado generosas, caminaba hacia el desastre económico irremediablemente y que no tardaría mucho en colapsar su economía por el hiperendeudamiento del sector público sumado al privado, más de uno se lo tomó a broma. Aquí están los hechos. No hace falta decir más al respecto. A alguno se la caera la cara de vergüenza por haber denfendido las barbaridades que nos han llevado hasta aquí. Europa es otro caso, pues partió de un supuesto económica y comercial que en realidad no era tal, pues los desequilibríos que ha producido una Unión Monetaria, pero sin soberanía fiscal, legislativa y presupuestaria, han traído más problemas que beneficios. Ha producido el despilfarro más absoluto de los países mediterráneos, cuyo crecimiento desbocado en algunos casos se basó en el hiperendeudamiento que provocó el tsunami de liquidez derivada de su entrada en el Euro y en las trasferencias que el paganini de siempre, o sea Alemania, les hacía llegar. Otros, como Alemania, se dedicaba a consumir poco y a producir, exportar y ahorrar, con lo que diabólicamente se convirtieron en los principales financiadores, a través de su sistema bancario, de los países irresponsablemente gastones y más improductivos. La realidad es una economía mundial esclerotizada, cuyos únicos focos de crecimeinto provienen de aquellos países que desean sumarse al desarrollo máximo de los occidentales, y cuyo margen de crecimiento aún no ha tocado techo. Tenemos un mundo patético y cuya dependencia absurda para crecer de una materia prima escasa, cada vez más cara y difícil de extraer, pues el pico de Hubbert ya está alcanzado, es lamentable. El petróleo no dejará de crecer en su precio mientras exista semejante dependencia, pues es un bien crecientemente escaso y cuya demanda provocada por los gigantes asiáticos no parará de crecer. ¿De verdad, alguien en su sano juicio puede no creer que nos hayamos ante una verdadera crisis sistémica, con cambios que va a resultar traumáticos y que podría extendenrse durante más de medio siglo o, incluso, un siglo? Yo dije hace dos años, hablando de Bolsa, que con un ajuste normal tenía que haber habido una segunda y enorme pata bajista que terminase de purgar todos los excesos de un sistema completamente agotado e incapaz ya de satisfacer sus propias necesidades surgidas del gigantismo desmesurado adquirido. Las autoridades a nivel mundial han querido evitar lo inevitable con todo tipo de manipulaciones que han provocado mutaciones en lo que debería haber sido un desarrollo más rápido y limpio de un gran a-b-c bajista surgido de 2007. La B farragosa en la que nos encoentramos desde marzo del 2009 es la representación de dicha manipulación que, como también comenté, retrasaría pero no evitaría el gran ajuste pendiente. El tiempo, dos años después, me ha dado completamente la razón -a ti también, pues has defendido el mismo planteamiento estos años- y se la ha quitado a aquéllos que nunca han querido bajarse de un tren en marcha que ya descarrilaba.
    Sabes que hace un par de semanas te comenté y advertí en privado de la presencia de una gran techo en los índices americanos, cuya macro-corrección iniciada en 2009 podría haber llegado a su fin. Una divergencia precio-rsi en semanal potentísima detectada en sus gráficos, de un nivel tan importante como la que me sirvió para alentar a amigos en privado en los últimos días de febrero del 2009 de un gran rebote que se avecinaba ante tanto pesimismo acumulado, se ha juntado con un recuento de ondas que me da final de tendencia alcista primaria. Aderezado este posible final de tendencia con un más que probable fallo de quinta de quinta en todos los índices americanos excepto el Nasdaq 100, que les haría retroceder, como mínimo, hasta el inicio del segundo gran macro-impulso nacido en septiembre del 2010, o sea, un retroceso superior al 25%. La violencia y verticalidad de la caída en consonancia con las implicaciones posteriores a un fallo de quinta, refuerzan mi hipótesis. En cuanto a los demás, el dax ha roto soporte fundamental y se encamina imparable hacia el 6480 antes de tener un rebote decente. El Ibex, creo que podría caer a medio plazo al 7800 antes de tener un rebote importante. Mi objetivo final, como bien sabes que cifro sobre mediados del 2012, debería ser el 5200, como mínimo. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *