Publicidad

Futuros financieros. Características de los contratos.

granosDespués del primer artículo de introducción a los futuros financieros, hoy vamos a seguir con las características de los contratos de futuros.

Un futuro, o contrato de futuros, lo podemos definir como una compra o venta de un activo con entrega aplazada.

 Las características que definen a un futuro son las siguientes:

Tienen fecha de vencimiento. En el caso del Ibex, el tercer viernes de cada mes. En otros futuros, como Eurostoxx, Dax, SP, Nasdaq,… el tercer viernes de los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre, es decir, tienen vencimiento trimestral.

Aunque se negocien simultáneamente varios vencimientos, normalmente la liquidez se concentra en el último vencimiento y, cuando está próximo a vencer, en los dos últimos, por lo que para especular se debe utilizar el primer vencimiento salvo que queden solo unos días para su vencimiento y observemos que ya el siguiente tiene más volumen.

En las bolsas europeas se suele retrasar más el roll-over (cambio de posiciones de un vencimiento al siguiente), mientras que en las americanas he observado que ya la semana anterior se traspasan posiciones al siguiente vencimiento.

El vencimiento puede ser por entrega o por diferencias. En futuros sobre índices suele ser por diferencias, en las comodities por entrega y en acciones los hay de ambas clases.

– Tienen un tamaño estandarizado. Volviendo al caso del Ibex, el Ibex Plus tiene un tamaño de 10 € por cada punto del índice (en el Mini Ibex, 1 € por punto) y cada vez que alguien compra un contrato de futuros sobre el índice equivale a que hubiera comprado las 35 empresas del índice con su ponderación en ese momento.

– Para operar se exige un depósito de garantías tanto al comprador como al vendedor, dinero que se ingresa en la Cámara de Compensación y Liquidación del Mercado de Futuros, institución bajo supervisión oficial que se encarga de que las operaciones lleguen a buen fin, garantizando tanto al comprador como al vendedor el abono del beneficio que puedan obtener en la operación, con independencia de lo que haga la contraparte.

– En futuros es posible vender algo que no se tiene para recomprarlo después. Por tanto se puede tanto comprar un futuro para intentar venderlo más caro, como venderlo con la intención de recomprarlo más barato.

El ajuste de pérdidas y ganancias se realiza a diario por la Cámara de compensación mientras se mantenga la posición abierta. El precio de cierre de cada sesión se utilizará para calcular las ganancias o pérdidas del día, que se sumarán o restarán de nuestro depósito y posteriormente se recalculará el mismo para la sesión del día siguiente. De esta forma, las ganancias o pérdidas que tengamos se irán sumando o restando de nuestra cuenta hasta que cerremos la posición.

Las compras y ventas se compensan entre sí. Si abrimos una posición comprando un futuro, ésta permanecerá abierta hasta que le vendamos. Del mismo modo, si abrimos una posición vendiendo un futuro, éste permanecerá abierto hasta que lo compremos de nuevo. El beneficio/pérdida obtenido será la diferencia entre el precio de venta y el de compra, independientemente de cuál hayamos hecho primero. Tendremos el mismo beneficio si hemos comprado un Mini Ibex en los 10.000 puntos y vendido en los 10.100 (100 euros), que si la operación fue vender en los 10.100 y posteriormente lo recompramos a 10.000.

– Por último, el efecto apalancamiento multiplica los resultados (para bien o para mal). Dado que para operar un futuro solo tenemos que depositar la garantía exigida por el mercado, las ganancias o pérdidas potenciales se ven multiplicadas por el apalancamiento con el que operemos. Por ejemplo, si para operar un Mini Ibex nos exigen 1000 euros de garantías con el futuro a 10.000 puntos, estaremos operando con un apalancamiento de 10 veces. Una ganancia de 100 euros es un 1% sobre una inversión de 10.000 euros directa en acciones, pero sobre las garantías operando con un futuro sería del 10%. Conviene no olvidar que si son pérdidas, éstas serían de un 10%…

Artículos relacionados:

Futuros financieros. Introducción.

Futuros financieros. Estrategias I.

Futuros financieros. Estrategias II

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *