Publicidad

HVDP

psicologiaHVDP no es la próxima acción con la que pegar un pelotazo, sino las iniciales que tengo en un post-it pegado al monitor en el que sigo los mercados.

Son las iniciales de cuatro palabras que resumen cuatro de las características que, desde mi punto de vista, debe tener un buen trader: honestidad, valor, disciplina y paciencia. Sin duda se podrían añadir más, pero éstas son las que considero más importantes en mi caso y son las que me gusta tener presentes y bien a la vista.

Voy a ir detallando en el sentido que me aplico cada una.

Honestidad… en el análisis.

De nada vale saber mucho de análisis técnico si se miran los gráficos buscando lo que uno quiere ver. La mente humana es retorcidamente complicada y, si uno quiere ver algo, lo verá, y si no lo quiere ver, la mente lo apartará a un lado como si no existiera.

Cuántas veces no me habrá pasado de estar en una posición en contra y estar buscando donde se girará el precio a mi favor. O tener una idea preconcebida para un día, pongamos alcista, y estar todo el día bajando y uno esperando a que el precio se gire…

Imagino que estos ejemplos le sonarán a la mayoría que haya operado alguna vez. Hay que tener un criterio para definir si la tendencia es alcista, bajista o lateral, y, a partir de ahí, ir con la mente abierta a ver qué está haciendo el mercado, hasta donde lo puede seguir haciendo, en qué punto estaríamos equivocados y operar en consecuencia.

A mi particularmente, lo que más me cuesta es cambiarme de chaqueta, es decir, si hay una tendencia intradía y ésta cambia, asumir ese cambio con naturalidad. Poco a poco lo voy logrando, pero aún hay veces que dudo y me cuesta.

Valor… al operar.

Es otro de mis puntos débiles, aunque últimamente lo tengo bastante corregido. Una vez que tenemos un escenario hay que darle al botón, y ahí es donde la mente vuelve a jugar malas pasadas.

Durante mucho tiempo, debido a malas experiencias operando, tenía bloqueo para operar. Al que le haya pasado sabrá lo frustrante que es ver una oportunidad y que se te escape porque te entren dudas.

Aquí podría entrar otra palabra, que es la confianza. Hay que tener un sistema bien definido y confiar en él. Una vez que da señal, operar con valentía y sin dudar, poner el stop correspondiente y esperar a que se desarrolle la operación. Dudar es nefasto porque, si la entrada era mala, nuestra mente se apuntará un tanto y la próxima vez, aunque sea la buena, volverás a dudar.

Si por el contrario la entrada era buena, la sensación de haber perdido una esa oportunidad también hará daño a nuestro trading.

Disciplina… en la ejecución de la estrategia.

Una vez que hemos decidido abrir una operación hay que tener una disciplina absoluta para bien y para mal.

No vale el no poner stop, el moverlo en contra nuestra buscando un soporte/resistencia en un periodo distinto al que abrimos la operación, ni promediar en una posición perdedora o cualquier otra cosa que vaya contra las normas elementales del trading.

Esto no quita para que pueda haber cierta flexibilidad. Yo en algunas ocasiones he cerrado posiciones antes de que toque el stop cuando técnicamente he visto claramente que me lo iban a saltar. En alguna ocasión no me lo habrían saltado, pero en el 80% de las ocasiones o más he reducido las pérdidas.

Paciencia.

Uno de los mayores defectos a la hora de operar intradía es no tener paciencia. Esto puede darse en múltiples facetas. Dos de las más habituales son abrir la posición antes de que haya confirmación en el sentido de la operación (al que no le haya pasado, que tire la primera piedra…) y cerrar beneficios antes de tiempo.

La primera es muy habitual en principinates. Literalmente “les pueden las ganas”. Lo malo es que abrir una posición antes de tiempo puede ser nefasto porque es bastante habitual que las tendencias vayan siempre más allá de lo que nadie piensa, por lo que se ven de repente con una posición en contra con la que no contaban y que muchas veces no saben gestionar.

Es mejor perder una parte del recorrido e incorporarse al movimiento una vez iniciado, pero ya en marcha, que intentar adivinar suelos y techos que, por regla general, casi siempre están más abajo o más arriba de lo que esperábamos.

La segunda, cerrar posiciones antes de tiempo, también denota falta de confianza. Nadie se ha arruinado por tomar beneficios, pero si tomamos pequeños beneficios y medianas o grandes pérdidas, mal negocio estamos haciendo.

Publicidad

9 responses to “HVDP

  1. Muy buena sintesis de los pilares fundamentales del trading, y como dice mas arriba, al que no le haya pasado nunca que tire la primera piedra.

  2. A mi me sobra valor…

    me faltan disciplina, paciencia y algo de honestidad, mas que nada porque siempre me salto mi propio análisis.

    Buen artículo javier, sigue así colega y a veri si el año que viene puedes decirme que eres mejor trader cada año que pasa.

    Un abrazo.

  3. muy bueno eso es lo que de alguna forma nos falta cuando arriesgamos nuestro dinero, cuando el dinero es virtual casi cumplo lo que dices,

  4. Cuanta razón tienes, Javier.

    A mí me pasa como a Moha, que lo me sobra de valor me falta de las demás, pero vamos mejorándolo poco a poco.

    La disciplina y la paciencia están tan ligadas entre sí que es difícil entender la una sin la otra.

    Un saludo.

  5. Pues si, yo después de estudiar muchísimo análisis técnico, al final me di cuenta de que lo más importante es la mentalidad, así que ahora estoy en la fase de estudiar psicología del trading.

    Te recomiendo un libro que ya he comentado alguna vez, “Trading en la zona” de Mark Douglas. Si te dedicas a la psicología te gustará aún más.

    Salu2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *