Publicidad

Los mercados se han vuelto completamente locos.

untitledSigo bastante apartado de los mercados y de la operativa bursátil, pero de vez en cuando le doy un vistazo a ver como anda la cosa y la verdad es que no dejo de sorprenderme.

Viendo las rentabilidades de los bonos de distintos países en investing.com no puedo dejar de sorprenderme y pensar que los mercados se han vuelto completamente locos, porque de otra manera, ¿cómo es posible que se acepten como normales rentabilidades negativas en bonos de países centrales europeos como Bélgica, Finlandia, Dinamarca, Suiza, Holanda y Alemania?.

En algunos casos esos tipos se dan en letras hasta tres meses, pero en otros se da hasta en bonos de 1, 2 y 3 años. Teniendo en cuenta que el BCE penaliza el depósito de liquidez en sus cuentas con el -0,10% se podría pensar que tiene cierta lógica aceptar tipos a corto plazo negativos hasta esa cuantía, pero cuando los bancos prefieren aparcar dinero a pérdidas antes que prestarlo a otras entidades o actores del mercado sacándole un interés se me antoja que algo sigue sin ir bien.

Solo en un escenario deflacionista tendría lógica pensar en tipos bajos e incluso negativos, pero eso entonces ¿no debería ser bajista para las bolsas?, pues ahí están, las europeas algo más alejadas, pero las americanas en máximos históricos. De locos.

Los bancos centrales están causando la mayor distorsión bursátil (por no llamarlo manipulación) en toda clase de activos de la historia del mundo en la confianza de que al final volveremos al crecimiento anterior a la crisis y todo volverá a “la normalidad”, lo malo es que esa normalidad era y es insostenible a largo plazo, ya que guste o no los recursos son limitados, y tarde o temprano tendremos que purgar los excesos cometidos y entonces vendrá Paco con las rebajas.

Pienso que cualquiera que esté invirtiendo en bonos gubernamentales en estos momentos estará perdiendo bastante dinero en algún momento no muy lejano (próximos 2-3 años máximo), porque viendo rentabilidades del 0,17% en bonos a 5 años alemanes o del 0,45% a 10 años en Suiza se me antoja bastante difícil que esos precios sean sostenibles sin algún sobresalto en los próximos años.

Tenemos como casos extremos al bono a 30 años suizo en el 1,09 %, ¿de verdad no va a haber en Suiza ningún repunte inflacionista en los próximos 30 años?, o al de Botswana al mismo plazo al 5,85%, y es que ante la bajada de rentabilidades en muchos activos los gestores están pagando lo que sea por la búsqueda de rentabilidad, aunque sea en activos tradicionalmente peligrosos (otro ejemplo serían las rentabilidades que están dando los “bonos basura”).

Otra cosa que transmiten esos precios es la confianza ciega de los participantes del mercado en que todo va a salir bien, reflejado en muy bajas volatilidades, y ya sabemos lo que pasa en los mercados cuando todo el mundo piensa lo mismo, que tarde o temprano por opinión contraria vendrá un susto.

En fin, de momento a seguir disfrutando de la fiesta, que todo sea dicho de paso, no tiene pinta de ir a acabarse por el momento, pero siempre teniendo presente que estamos viviendo momentos excepcionales y que en algún momento futuro se tendrá que “revertir a la media” y en ese momento es posible que la puerta sea demasiado estrecha para que salga todo el mundo sin sufrir daños.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *