Publicidad

Obsolescencia programada. Un timo más de nuestra sociedad.

Ayer me perdí un documental de La 2 que quería ver, “Comprar, tirar, comprar”, sobre la obsolescencia programada.

Por suerte está Youtube, donde algunas personas se entretienen en divulgar estas cosas, así que me puse a verlo. La verdad es que acaba uno algo cabreado de la sociedad en la que vivimos, donde nos tienen como borregos consumiendo.

Era una cosa que me imaginaba desde siempre, el porqué las cosas cada vez duran menos. Pues bien, no es que las fabriquen de peor calidad (que en algunos casos también), si no que algunas vienen programadas para fallar en un determinado momento.

¿Porqué las bombillas incandescentes duran 1000 horas cuando la primera de Edison duraba 1500 e incluso se han diseñado para durar 100.000 horas?, o ¿porqué las impresoras dejan de funcionar? (de los cartuchos no hablan, pero supongo que los tiros van por el mismo sitio).

¿No hay ningún “regulador” que controle y ponga coto a estas prácticas?.

En fin, aleccionador documental que debería enseñarse en las escuelas para evitar que nos idioticen desde niños.

Como dura unos 50 minutos, alguien ha tenido a bien cortarlo en 4 trozos, lo que facilita verlo en varios ratos. Aquí van los videos, que no vienen mal para pasar algún rato muerto…

Publicidad

4 responses to “Obsolescencia programada. Un timo más de nuestra sociedad.

  1. Estimado Javier:

    Veo el eco que ha tenido este post (se ve una referencia en Cotizalia) y creo que la gente en general no es consciente de lo que ocurre. En lo que a la cuestión económica interesa, veo que está totalmente en sintonía con lo que yo pienso: este mal, desde el punto de vista financiero, es el paradigma de una sociedad en decadencia como la nuestra, que hasta que no sea superada por mentes que la lideren, no tiene remedio.
    En la parte que toca a la economía financiera, hay una frase en el mismo que me llama la atencion: “más crédito pàra comprar cosas antes de que las necesitemos”.
    Y ahí esta el gran mal de todo esto: la economía financiera se ha puesto al servicio de esta obsolescencia programada y ha estado financiando estas compras “antes de que las necesitemos”.
    Creo que la única forma de cortar con todo esto de una vez es comprender que ya un premio Nobel de economia de 1.974, el Sr. Hayek, nos mostró la teoría de lo que el crédito, sin un respaldo de ahorro previo: es como un suicidio para la economía. La escuela Austríaca, que defiende en definitiva que el apalancamiento de los bancos está en la base del desarrollo en falso de toda la economía, de la generación de ciclos de manía y depresión económicas, y que sólo nos acordamos de ello en las depresiones. (Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena), pero somos todos ya mayorcitos para seguir así. O cambiamos el chip o las consecuencias de todo esto acabarán con esta sociedad.

    Saludos
    Antonio Romero

  2. Hola Antonio.

    Gracias por tu comentario, que está bastante en sintonía con lo que yo pienso.

    Nos llevan a una sociedad en la que solo somos máquinas de consumir para engordar los beneficios de las empresas.

    Creo que es insostenible un crecimiento exponencial con unos recursos finitos. Bueno, no es que lo crea, es que es un hecho matemáticamente demostrable como expuse en la serie de videos del Crash Course. Cuanto más tardemos en darnos cuenta más tarde llegaremos para ponerle remedio.

    Salu2.

  3. Pues ahora con las pantallas AMOLED de Samsung que las venden como una maravilla tenemos un nuevo artículo de usar y tirar ya que aunque su vida util es parecida a la de las LCD retroiluminadas con CCFL su deterioro es perceptible a los pocos meses de uso da igual si son super o plus están hechas con fósforo y las imágenes se van quedando quemadas de forma permanente con muy pocos usos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *