Publicidad

Opciones financieras. Introducción.

opcionesUna vez terminado el tema de los futuros financieros, voy a ir haciendo una serie de artículos sobre opciones.

Mientras que con los futuros las estrategias posibles se limitaban en la práctica a comprar o vender, en las opciones las estrategias posibles son casi infinitas.

Hoy empezaré por una introducción a las opciones para, en sucesivas entregas, ir viendo las características de los contratos y las estrategias posibles que nos ofrecen.

Las opciones financieras son más antiguas de lo que muchos puedan creer. Ya en la burbuja de los tulipanes, en el siglo XVII, se operaba con opciones de compra y venta de los bulbos.

Una  opción financiera es un contrato que da el derecho a comprar o a vender un activo en una fecha futura a un precio fijado previamente.

Aunque pueda parecer complicado, si miramos bien a nuestro alrededor las tenemos más cerca de lo que creemos. Sin ir más lejos, un contrato de compra-venta de una casa se parecería mucho a una call.

En este ejemplo, el comprador de la vivienda da una señal al vendedor para tener derecho a comprar la casa en una fecha futura y a un precio determinado. Por su parte, el vendedor se compromete a vender la casa a un precio prefijado en dicha fecha.

En las opciones, al igual que en el ejemplo de la casa, se paga una prima al vendedor para tener el derecho a comprar (CALL) o a vender (PUT). Por su parte el vendedor, al recibir la prima, contrae la obligación de llevar a efecto el contrato en el caso de que el comprador lo exija (en las opciones americanas) o al vencimiento (en las opciones europeas). Lo de las opciones americanas o europeas es solo el nombre que se las da, hay opciones americanas en mercados europeos y viceversa

Como se fija esa prima ya lo veremos más adelante. Por ahora nos vamos a quedar solo con los conceptos básicos, aunque podemos adelantar que dependerá sobre todo del precio al que se quiera comprar, de la volatilidad del activo y del tiempo que quede hasta el vencimiento del contrato.

Las dos ventajas más evidentes de las opciones son su gran apalancamiento, que puede ser incluso superior al de los futuros y su gran versatilidad a la hora de plantear estrategias. Lo iremos viendo en los sucesivos artículos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *