Publicidad

Seguimiento del Nikkei. Vuelta en V, ¿y ahora qué?.

Análisis técnico del Nikkei diario 110408

Tras el terremoto del día 11 en Japón, ponía un análisis comparando la situación con el de Kobe.

En dicho análisis advertía que lo más probable era una vuelta al origen del movimiento y posteriormente una recaída. Como se puede ver en el gráfico de arriba, que he dejado tal cual lo dibujé en su día, se ha cumplido la primera parte y ahora hay que ver qué posibilidades tenemos.

Antes de nada quiero comentar algo. Me ha resultado curioso ver como se recomendaba fervientemente desde tierra, mar y aire la buena oprtunidad que se nos abría para invertir en Japón.

Desconozco por completo los fundamentales de su economía, que por otra parte me importan un bledo, pero yo que soy de naturaleza desconfiado me pregunto si esas recomendaciones no vendrán de quienes estuvieran hasta las trancas de inversiones en aquel país, porque viendo el gráfico del Nikkei yo lo que veo es un mercado bajista desde hace más de veinte años. Por si alguien no tiene acceso al gráfico y tiene dudas, aquí le pongo uno mensual.

Análisis técnico del Nikkei mensual 110408

Pero volviendo al primer gráfico, se puede ver que días antes del terremoto el Nikkei ya estaba bajando y como cerró por debajo de su media de 50 el día 10, justo antes del terremoto, de manera que lo que hizo fue acelerar una corrección que ya estaba en camino. Lo que no podemos saber es hasta donde iba a corregir, pero lo que está claro (se puede ver en el gráfico mensual) es que no se había girado en cualquier sitio, ya que lo había hecho en una antigua directriz bajista que se sobrepasó en el 2005 e hizo de apoyo en el 2006 y 2008 antes de volverse a meter por debajo y hacer de resistencia en abril de 2010 y febrero de este año.

 Termino contestando a la pregunta del título del análisis, ¿y ahora qué?. Pues desde mi punto de vista hay dos posibilidades, la primera opción es un giro entre los niveles actuales y los 10.000 puntos que presumiblemente se debería dar la semana que viene, e irse de nuevo a los 8.800-9000 puntos donde se jugaría la tendencia. La pérdida de ese nivel le mandaría a los mínimos marcados tras el terremoto con muchas papeletas para perderlos.

La otra opción pasa por que se alargue el rebote y vuelta en V hasta los 10.500 puntos, lo que supondría superar de nuevo las medias de 200 y 50 que podrían hacer de apoyo en futuras correcciones.

Superar los 11.000 por el momento no lo contemplo. Por encima de ese nivel estaría marcando máximos crecientes, cosa que me parece muy difícil en las actuales circunstancias.

Creo que la gente en general no es consciente de la gravedad de la situación en la central de Fukushima, y se están encargando de que se diga lo menos posible en los medios de comunicación.

Una fuga de radiación que afecta a un radio de más de 30 kilómetros en un país como Japón, pequeño y densamente poblado, es una barbaridad. Aquí se puede ver un mapa de la situación con los niveles de radiactividad en los alrededores. Descontaminar radiactividad no es como descontaminar petróleo, con ser más escandaloso. El petróleo en gran parte es biodegradable y lo que no se recoje tarde o temprano se degrada o diluye, pero la radiactividad se deposita en el suelo, las plantas, animales, etc y es prácticamente imposible acabar totalmente con ella.

En el agua que se ha filtrado se hablaba de niveles altísimos de Yodo 131, el cual no es demasiado problemático al tener una vida media de 8 días, en unos meses habrá desaparecido casi por completo, pero también se hablaba de cesio 137 en niveles millones de veces superiores a los permitidos, y este tiene un periodo de semidesintegración de 30 años, lo cual quiere decir que dentro de 30 años se habrá reducido a la mitad el número de átomos radiactivos. Eso si no se ha filtrado uranio o plutonio, en cuyo caso se reducirán los núcleos activos a la mitad dentro de ¡700 millones de años! (para el U235).

En fin, que esperemos que consigan controlar la situación lo más rápido posible, pero la limpieza de la zona llevará meses si no años y como siempre los que pagarán el pato serán las buenas gentes que viven en las proximidades del desastre y que no tengan medios para poner kilómetros de por medio.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *