Publicidad

Viva con la emoción de un microcrash a diario.

Eso es lo que han debido pensar los “programadores” de los mercados a la vista del comportamiento de los diferentes activos en los últimos dos años. Es la nueva manera de ganar dinero en bolsa.

Por lo visto han debido pensar, si no hay mercado habrá que crearlo, y dicho y hecho, si antes las “capitulaciones” se buscaban en períodos de meses e incluso años, la nueva moda de las maquinitas nos la está imponiendo ahora un día si y otro también. Es lo que denomino micropánicos y microeuforias.

Hace unos años era habitual que los entendidos de bolsa te contestaran con la frase “aún no ha habido una capitulación” (de los alcistas o de los bajistas, según la tendencia) cuando se les preguntaba por un techo o un suelo. Ahora parece que habría que preguntárselo cada 30 minutos.

Para muestra dos botones, uno en el Dax y otro en el Nasdaq.

En el primer gráfico el Dax en barras de 30 minutos, donde podemos ver como desde el día 27 de diciembre hemos tenido cuatro micropánicos, es decir, cuatro barras en las que se producen bajadas muy fuertes acompañadas de un volumen que normalmente es el mayor del día.

Cuando se da un periodo de este tipo parece que le den al botón del pánico y, como los peces en el río,  venden y venden y vuelven a vender, porque da igual las posiciones que se vean a la compra, se lo llevan todo por delante hasta que han empapelado al último alcista.

Una vez han logrado el objetivo solo hay que forzar un poco más a la baja para que le salte el stop a todo hijo de vecino y se produzca un clímax vendedor que evidentemente aprovechan para cerrar posiciones, siendo habitual largas sombras inferiores o superiores provocadas por los saltos de stops.

Normalmente tras estos periodos vienen largos laterales (todo lo largos que pueden ser en el intradía) y es habitual que se entre en periodos laterales de 20-30 barras, e incluso que se vuelva al origen de la bajada en el mismo día o los siguientes.

El caso más extremo se puede ver en el Nasdaq (segundo gráfico), donde es habitual el ver bajadas de 25-30 puntos seguidas de la vuelta al mismo punto. Son las “vueltas en V express”, que raro es el día en el que no se tenga al menos una.

En el gráfico podéis ver tres. Normalmente se dan en las aperturas o ante datos, aunque también se dan algunas sin que medie nada excepcional.

Básicamente es lo mismo que en el Dax, solo que en vez de darse la vuelta en muchas barras suele hacer la caída (o la subida) en más o menos en el mismo tiempo.

Aquí si que no me cabe ninguna duda de que son las maquinitas saltando stops en ambas direcciones, ya que si nos abstraemos en el gráfico de esas “uves” se puede ver que normalmente la tendencia se mantiene y que solo aportan ruido. Eso si, ruido muy necesario para sacar a los que hubieran acertado con la tendencia y tengan stops ajustados.

En resumen, este es el panorama que nos dejan. Más que nunca la psicología y la sangre fría son fundamentales para no dejarse arrastrar por estos movimientos en sus zonas extremas. Si ya consiguiéramos detectarlos y aprovecharlos sería el camino para forrarse, porque parece que la moda ha llegado para quedarse.

Publicidad

6 responses to “Viva con la emoción de un microcrash a diario.

  1. Buenos días Javier.

    Hace unos días que las actualizaciones del blog me llegan al correo con caracteres raros cada vez que aparece un acento, una ñ, etc. Ej:

    “…si antes las “capitulaciones” se buscaban en per?­odos de meses e incluso a??os, la nueva moda de las maquinitas nos la est?? imponiendo ahora un d?­a si y otro tambi?n…”

    Me pasa leyendo las actualizaciones con navegadores diferentes y desde equipos diferentes. Ya por último hice la prueba de suscribirme con otra cuenta de correo y…todo igual.

    ¿Puede que a mas gente le esté pasando lo mismo?.

    Saludos.

    PD: Se que este no es el sitio para esta consulta, pero en el icono de contacto arriba a la izquierda (contacto@financialred.com) no responden nunca.

  2. Hola Francisco.

    Gracias por ponerlo aquí. En el correo de contacto deberían mandarme estas cosas, pero teniendo en cuenta que en financialred tienen más de 100 blogs y webs distintas lo mismo se les ha pasado.

    Yo en mis ordenadores de casa lo veo bien, aunque no me llegan vía RSS.

    Le reenviaré tu consulta a la persona que lleva estos temas en financialred por si es un problema con el servidor o algo así.

    De nuevo gracias por el aviso, yo de estas cosas me suelo enterar por vosotros.

    Salu2.

  3. Hola de nuevo Francisco.

    Ya he comprobado lo que me decías y veo que da ese error si pinchas sobre el enlace del correo al artículo.

    He comprobado que si pinchas sobre “Visita el Blog” o accedes directamente al blog con el navegador se visualiza bien.

    Les he mandado una captura a los de financialred para ver si les ayuda a solucionarlo lo antes posible, mientras tanto puedes entrar como te he comentado más arriba y verás bien el texto.

    Disculpa las molestias, espero que lo solucionen pronto.

    Un saludo.

  4. Hola Javier.

    Como tu bien dices entrando directo al blog todo va perfecto, es lo que empecé a hacer poco después de los primeros correos raros.

    Y por supuesto nada que disculpar hombre.

    Saludos.

  5. Hola JAVIER,
    Muy acertadas tus reflexiones. Lo cierto es que si el nuevo morlaco con el que nos toca lidiar se llama HFT, poco podemos hacer los pezqueñines en este océano de escualos tecnológicos.
    Al menos nos queda intentar detectar los “micros”, ya que está prohibido instalarlos en según que despachos, y si bien podríamos saltarnos la la prohibición, tampoco conozco a nadie con arrestos para intentarlo….jajaja…
    Tiraremos de pautas, de nuevas pautas e intentaremos contrastarlas…

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *